Antoine Galland y sus 1001 noches

Antoine Galland y sus 1001 noches, es valioso el trabajo de traducción literaria que a lo largo de siglos realizaron tanto escritores como arqueólogos y demás para permitirnos leer, la literatura de otras lenguas que se convirtieron así en historias disfrutadas por generaciones de lectores en todo el mundo. Una de estas obras es sin duda “Las 1001 noches” el libro más importante de la cultura árabe conocido en Occidente que ha sido a lo largo de los siglos traducido por connotados personajes como don Vicente Blasco Ibañez entre otros, pero ha sido Antoine Galland un arqueólogo francés a quien debemos la primera traducción de un libro que sin su intervención quizá habría el mundo tardado en conocer.

Galland que nació en Picardía, fue un estudiante aventajado que estudió árabe por su cuenta, en una época en que no era algo que se preocupara un estudiante en aprender, pero Galland era además de entusiasta estudiante un hombre al que se le daban bien los idiomas, y en el transcurso de los años aprendió griego, árabe, latín y otros idiomas que le permitió desde joven trabajar en la Compañía de la Seda de las Indias del Este, en el servicio diplomático francés y por ello residir en el extranjero en donde habría en el mundo árabe, del que llego a sentirse muy atraído, conocer los relatos que conforman las 1001 noches.

Se involucró en la traducción de un manuscrito sirio del siglo XIV, y lo publicaba con rotundo éxito en 1704, pero en una Francia que no vería bien el erotismo de la obra y buscando que fuera una obra perdurable Galland le quitó mucho a su traducción y añadió historias que hoy son famosas como “Ali Baba” y “Aladino” que no forman parte de las 1001 noches. Galland se volvió un éxito con su traducción que en aquel momento venía de perlas a una Francia extasiada con los cuentos de Perrault sobre hadas y príncipes y hasta hoy pese a que la traducirían muchas personas más y que con el tiempo esas traducciones se convertirían en aún mejores, la de Antoine Galland sigue siendo considerada la primera y más apreciada de las traducciones del relato de Las mil y una noches.

También te interesará:

La sonrisa vertical un premio diferente

Lobo estepario de Herman Hesse

Robinson Crusoe el hombre y la naturaleza

Escrito por | 8 de mayo de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Escritores

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta