Arde París, retrato de la historia

Larry Collins era un graduado de Yale, cuando se mudó a Europa, contratado para dirigir prestigiosa agencia de prensa internacional, en la misma conoció a Dominique Lapierre, escritor francés, que ya había realizado por si mismo algunas exitosas novelas.  Collins y Dampiere se asociaron, en una mancuerna literaria que dio a luz grandes bestseller, entre ellos “Arde París”.    Collins murió en el año 2005 y Dampierre aún vive, aunque en los últimos años se dedicó a obras de beneficiencia en la India, así como supervisar la llevada a la pantalla de algunas de sus autorías.

Arde París, es el resultado del trabajo en conjunto de dos mentes privilegiadas, que se dedicaron durante los años siguientes a la finalización de la segunda guerra mundial, a entrevistar y corroborar los testimonios de los involucrados, ya el ejército aliado, los parisinos en la ciudad sitiada y los nazis a punto de destruir la ciudad luz.  Un personaje obscuro y poco conocido, fue el salvador de la maravillosa ciudad, cuando Hitler ha girado la orden al guardián alemán de la ciudad, de destruir la ciudad ante el inminente desembarco aliado.

Aquel general, Dietrich Von Choltitz es y nadie más, el que salvó a la ciudad aún corriendo peligro por si mismo al desobedecer la orden terminante de acabar con  todo vestigio de la ciudad  y fue gracias a él, que el mundo pudo conservar los monumentos de una ciudad milenaria, este es el tema de “Arde París” ¿que pasaba en la sitiada ciudad, qué pensaban los que estaban ahí, ¿salvarían la ciudad? ¿la dejarían que acabará en las cenizas?

Von Choltitz no parecía en nada, que se convertiría en el artífice de la salvación de la ciudad.  Llamado a encargarse de la misma, cuando el atentado de Hitler falló y el oficial a cargo de París se vio involucrado, Von Choltitz, vino a ocupar su lugar en la ciudad en que la resistencia hacía todo lo posible por abrir brechas a la llegada del ejército aliado, los puentes sobre el Río Senna habían sido minados, así como los mayores monumentos, los palacios, y los puntos claves de la ciudad, la orden, hacer arder París antes de entregarla a los alíados.

Este es un relato de esas emotivas decisiones de la guerra, un general alemán, que de pronto se ve confrontado ante la historia y seguro se ha pensado en ese momento, que su nombre quedaría irremediablemente atado a la ciudad devastada para ser repudiado por las generaciones venideras.  Seguro igual era un amante del arte, y se pensó en todo lo que aquel quemar París significaría para el mundo.  Bien por el ejército Aliado que lejos de entrar en París, planeó y llevó a cabo rodearla y dejo que la resistencia se ocupase de presionar al contingente alemán dentro de la ciudad, que se rendiría sin haber sido devastada como aquel lunático de Hitler anhelaba.

También te interesará:

Sin novedad en el frente de Erich María Remarque

Escrito por | 8 de marzo de 2010 con 1 comentario.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Histórica y Novela

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Yo volé para el fuhrer, la historia desde el otro bando - 1001 Libros - 17 de marzo de 2010 | 2:19

    [...] Arde París, retrato de la historia [...]

Deja una respuesta