Carmen de Burgos un talento incomprendido

A Carmen de Burgos se empecinaron sus contemporáneos, hombres sobretodo, a negarle el reconocimiento de su enorme talento, para considerarla solamente la amante de un notable escritor, Ramón Gómez de la Serna.  Mujer de avanzada para su época, tenía un inagotable entusiasmo por la vida y una entrega total al periodismo y la literatura, por su trabajo como periodista, el tiempo le daría su merecido lugar, como la primera periodista profesional de España.

Nació en Almería en 1867 y murió en Madrid en 1932. Su vida estuvo desde la juventud motivada por las ansias de aprender y escribir. Casada siendo una adolescente se cansó pronto del matrimonio y haciendo lo que en su época suponía una locura y el descalabro social, se alejó del marido y se hizo cargo de su única hija mudándose a Madrid y trabajando como periodista.

En 1909 fungía como corresponsal de guerra para el “Heraldo de Madrid” en Marruecos. Trabajando en la Escuela Normal como profesora, a los 40 años se encuentra con un joven Ramón Gómez de la Serna e inician una relación que apasionada al principio,  y que supusó el desagrado del padre del escritor, que con el tiempo fue convirtiéndose en amistad. En esos 20 años de relación hubieron otras mujeres para él, y otros hombres para ella, hasta algún coqueteo de De la Serna con la hija de Burgos.

Escribió “Puñas de Claveles” que hoy se considera un estupendo trabajo literario y que sin duda influyó en Federico García Lorca para “Bodas de Sangre” ya que los dos rememoran trágicos hechos ocurridos en Nijar en 1928.  Carmen de Burgos, fue no una feminista porque ella odiaba el término, una mujer avanzada para su época, una talentosa escritora y periodista, más allá de lo que sus antagonistas hombres querían pensar, no necesitaba a nadie porque brillaba por ella misma.

Escrito por | 8 de septiembre de 2010 con 1 comentario.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Biografía

Artículos relacionados

Comentarios

  1. El hombre que detuvo a Lorca de Ian Gibson - 1001 Libros - 14 de mayo de 2011 | 5:12

    [...] Carmen de Burgos un talento incomprendido [...]

Deja una respuesta