Cenicienta una doncella milenaria

Ya les he contado en otros post sobre algunos cuentos, que han trascendido en el tiempo y de los cuales, se han hecho todo tipo de interpretaciones, de tal manera que un día nos vemos con que nuestras príncesas de cuento de hadas, no son más que algo tontuelas como Aurora, la de ”La bella durmiente”  niñas desobedientes como la ”Caperucita roja”  o niños maltratados como los de “Hansel y Gretel“, cuentos para niños que algunos tienen poco de infantiles.

Y como suele suceder aún entre los cuentos de hadas, hay alguno que goza de popularidad enorme aún por encima del resto de esos cuentos que integran la literatura infantil, nada menos que La Cenicienta. Existen muchas versiones del cuento, algunas como la de Perrault convertidas en las versiones más conocidas, y aunque Cenicienta existe desde mucho tiempo atrás en muchas de las culturas europeas, en realidad la historia o al menos una chica en un cuento de esas características ya se conocía en china durante la dinastía Han, 200 años antes de Cristo.

Nuestra Cenicienta viene siendo entonces más que una jovenzuela bondadosa y maltratada por la madrastra y hermanastras, un personaje romántico de la literatura china, una huérfanita que vivía en el harén de su padre, hasta su muerte y que luego es tratada como sirvienta por una de las muchas madrastras y las hermanastras.  En el cuento asiático, Cenicienta era obligada a llevar zapatos de pequeño tamaño, como tradicionalmente ha sido en China durante siglos, y eso contribuye a que su pie sea excesivamente pequeño y calze bien el zapato que la llevará, que cuento es, a los brazos enamorados de su príncipe soñado.

Menos aristocracia hay en el cuento original de China que en la Cenicienta occidental, en aquella no hay Príncipe ni Rey para casarse con ella, solamente un mercader, rico también que para eso sigue siendo un cuento, que al encontrarla y entregarle la zapatilla olvidada, se casa con ella.   Pero como todos los personajes de cuentos de hadas, Cenicienta también tiene su personalidad y ya algunos le han achacado, que nunca falta alguien buscando culpables para todo, el hecho de que las niñas que se educan escuchando este tipo de cuentos, sobretodo el de Cenicienta, son las mujeres que se imponen en la vida, nada más que hacer un matrimonio, tener hijos y cuidar de la casa.

En realidad, los cuentos influyen en alguna medida, hay que aceptarlo, en la percepción de la mente infantil sobre la realidad, pero como no somos siempre niños, nuestro entorno va cambiando y nuestras percepciones con ello, quien desea sentirse Cenicienta se sentirá así aunque nunca haya leído la historia. Más allá de todo esto, los cuentos infantiles siguen siendo buenas historias de fantasía, ni los niños de hoy, con la precocidad del Siglo XXI se dejarían embaucar con el asunto. Insisto, siempre serán encantadores relatos.

También te interesará:

Hansel y Gretel algo más que una casita de chocolate

Caperucita roja una heroína infantil complicada

La bella durmiente ¿una atolondrada?

Escrito por | 2 de septiembre de 2010 con 3 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Clásico y Relato

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Barba Azul un cuento inspirado por un asesino en serie - 1001 Libros - 10 de junio de 2011 | 1:10

    [...] Cenicienta una doncella milenaria [...]

  2. La chica de la capa roja moderniza un cuento infantil - 1001 Libros - 22 de agosto de 2011 | 4:49

    [...] Cenicienta una doncella milenaria [...]

  3. Clarice Kellerman - 5 de junio de 2017 | 3:38

    This is the right web site for everyone who wishes to understand this topic. You know a whole lot its almost hard to argue with you (not that I really will need laugh out loud). You definitely put a new spin on a subject which has been discussed for decades. Excellent stuff, just excellent!

Deja una respuesta