El arte y la demencia un vínculo que no existe

El arte y la demencia un vínculo que no existe, según ha dicho el Psiquiatra Jesús de la Gándara, jefe de Psiquiatría en el Asistencial de Burgos, según el experto aunque hay muchas personas hipercreativas que presentan dolencias de indole psiquiátrico porque son también hipersensibles, la creatividad no está ligada a la demencia ni la demencia a la creatividad, así lo informa en un artículo sobre el tema publicado por el diario El Mundo. Algo totalmente interesante siendo que el común de la gente tiende a pensar que para ser creativo en el mundo del arte, habrá que estar algo desubicado mentalmente.

Ante la imágen de tantos creadores, ubiquemonos en la literatura que aqui nos interesa, atormentados por problemas mentales, y que eran así su obra lo confirmó grandes talentos literarios, es muy normal que todos se piensen que debían su creatividad a su condición mental en particular, en eso he reflexionado al leer el capítulo en mención.

Pero  habiendo tantas personas torturadas por su psique que no son creativas, por qué habríamos de pensarnos que los que crean grandes obras literarias  tienen que estar definitivamente expuestos a alguna dolencia mental. Y sin embargo no deja de ser triste la vida de tantos grandes literatos que fueron víctimas de sus depresiones, esquizofrenia, y tantas cosas que en algunos casos ni diagnosticadas cuando eran posible tratarse. Sin duda alguna esas dolencias nos privaron de muchos genios cuyas obras nos han deleitado por mucho tiempo. Según lo leído en el Mundo no eran creativos por sus problemas mentales ni tampoco su trabajo literario los convirtió en eso, enfermos mentales.

Ernest Hemingway,  “Por quién doblan las campanas” “El viejo y el mar”, murió luego de dispararse con una escopeta, víctima así lo dijeron los médicos de un estado depresivo crónico que sufrió durante toda su vida.

Virginia Woolf , “La señora Dalloway” se suicidó lanzándose al río Ouse, aquejada sin duda alguna del tormento de su dolencia maniacodepresiva que sufría desde adolescente.

Guy de Maupsassant “Claro de Luna” el autor francés   sufría de alucinaciones y un nervisismo exacerbado que lo llevó al suicidio frustrado y luego a morir a un manicomio.

Zelda Sayre la esposa del escritor Scott Fitzgerald, sufrió de Esquizofrenia, y relató sus vivencias recluida por dicha enfermedad en un libro. Murió en un incendio en un psiquiátrico en Carolina del Norte.

Sylvia Plath  “La campana de Cristal” talentosa poetisa que se suicidó asfixiándose con gas, resultado como años después se sabría de un trastorno bipolar. Tenía sólo 30 años.

También te interesará:

José Donoso una biografía

Escrito por | 10 de octubre de 2010 con 3 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Escritores

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Ted Hughes un gran poeta marcado por el público - 1001 Libros - 10 de octubre de 2010 | 17:48

    [...] El arte y la demencia un vínculo que no existe [...]

  2. Los 10 escritores más ricos del mundo de Forbes - 1001 Libros - 14 de octubre de 2010 | 13:54

    [...] El arte y la demencia  un vínculo que no existe [...]

  3. Escritores a los que el triunfo no alejó del suicidio - 1001 Libros - 21 de noviembre de 2010 | 0:31

    [...] El arte y la demencia un vínculo que no existe [...]

Deja una respuesta