El Decamerón se adelanta a las novelas cortesanas

el decameron

El Decamerón se adelanta a las novelas cortesanas, escrito por Boccaccio cuando ya se extinguía la Edad Media, el Decameron es un relato de erotismo que está lejos de lo que se solía usar por la época, cuando abundaba la literatura moralizante. Boccaccio  no pretende ya nos damos cuenta mientras conocemos el relato, moralizar;  pero si se permite con el argumento de ésta, enviar veladas críticas a algunos estratos de la sociedad en que vivía. Por ello el libro sufrió desde el principio la censura de la Inquisición, que consideraba una herejía que se citaran historias de monjas y monjes lujuriosos.

La trama de El Decamerón se sitúa en el campo, a donde algunos muchachos y muchachas se han refugiado para huir del contagio de la peste que azota Toscana. Y durante ese tiempo se entretienen contando historias, eligen una reina o un rey cada 10 días que es el que elige de qué tema van los relatos de cada noche. Los relatos se centran en maridos incompetentes que por ello son traicionados, monjes que se divierten con muchachas ingenuas aprovechándose de su status, monjas que se muestran lujuriosas con un jardinero.

En realidad el relato entero de El Decamerón de Boccaccio, transmite las formas de pensar de su época, en que la mujer solía considerarse inclinada a la lujuría y poco responsable de sus actos, percepción que sin duda determinaba el trato que se daba a las mujeres en la Edad Media, donde un refugiarse en el convento era muestra de piedad y decencia y la que no se sintiera inclinada por ello solo podía ser tachada de licenciosa hija de Eva.  Las historias desnudan también las observaciones de Boccacio sobre la inteligencia, el amor y la fortuna de sus contemporáneos. Lee El Decamerón pinchando aquí.

Imagen: Wikipedia

También te interesará:

Libro de cocina de Paul McCartney

Quiénes son las musas

Escrito por | 30 de octubre de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre Clásico

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta