El guardián de los sueños de Margaret A. Salinger

J.D. Salinger visto por su hija

Libro_de_la_hija_de_Salinger

Hasta su muerte en el 2010, un aura de misterio rodeó la vida de J.D. Salinger, el famoso autor de “El Guardián entre el centeno” se recluyó durante décadas, jamás permitió una entrevista, no socializó con nadie y vivió en su casa alejado de todo. Durante todos esos años posteriores al gran éxito de su obra,  muchos desearon conocerle más, por ello algunos encontrarán un estimulo a su curiosidad en este libro El guardián de los sueños de Margaret A Salinger, una vista del evasivo autor desde la mirada de su hija.

El guardián de los sueños de Margaret A. Salinger

Pero contrario a lo que pudieran pensarse, en este libro, la hija está lejos de provocarnos admiración por su padre. El libro es  un relato lleno de resentimiento filial hacia una figura de padre que tiene todo menos de amoroso y cercano, un hombre autoritario que parece haberse alejado también de su familia, un padre distante y un hombre controlador que vive una vida llena de excentricidades que aplica a los hijos y esposas.  Más que una biografía de un admirado autor, es un compendio de situaciones familiares que dejan hay que decirlo, muy mal parado al autor.

J.D. Salinger

De nombre  Jerome David Salinger, el autor nació en  Nueva York, el 1 de enero de 1919 y murió en la ciudad de  Cornish, Nuevo Hampshire,  el 27 de enero de 2010. Es conocido a nivel mundial por su obra  El guardián entre el centeno publicado con enorme éxito en  1951. El autor que vivió toda su vida después de publicar su famosa obra, recluido y alejado de todos, se considera uno de los más influyentes del siglo XX habiendo ejercido su influencia en célebres escritores como John Updike, y Philip Roth.

Imagen: Lecturas bach

También te interesará:

Mejores libros de la historia de Newsweek

Escrito por | 3 de noviembre de 2013 con 0 comentarios.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre Biografía y Generos y Novela

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta