El Laberinto de Creta ¿mito o realidad?

El Laberinto de Creta ¿mito o realidad? hasta el día de hoy no existe más evidencia que algunas monedas antiguas que reproducían la imagen del laberinto y el descubrimiento en Cornualles Inglaterra en mediados del siglo XX de la imagen de un laberinto tallado en una roca, que darían cuenta de la posible realidad de la historia del Laberinto de Creta habitado por el Minotauro que muerto por Teseo acabó con el desfile de inocentes destinados a convertirse en alimento de la bestia.

Pero como tantas tradiciones orales en Europa, el Laberinto de Creta está ligado al mito del Minotauro, una bestia mitad hombre mitad toro que habría nacido de la unión de la esposa de Minos, castigado por su error por el dios de los mares, Poseidón, con un toro blanco que el mismo Poseidón había entregado a Minos. Al parecer Minos al ver aquel toro tan hermoso lo guardó para si y no lo sacrificó en honor del Dios que enterándose de la traición inspiró a la esposa de Minos para sentirse tan atraída por el toro que uniéndose carnalmente a él, luego daría a luz al Minotauro.

Encerrado en el laberinto creado por Dédalo sin que nadie una vez adentrándose en él pudiera salir, el Minotauro era una temible bestia que acababa con los jóvenes que eran elegidos para servirle de alimento hasta que Dédalo acaba con él y logra salir del laberinto con la ayuda de la hermana del Minotauro la princesa Ariadna, hija de Minos y la madre del Minotauro.

El laberinto tenía muchas connotaciones a lo largo de la historia, significa para unos el alejar a los demonios con la representación de un laberinto en donde quedaran atrapados, para muchos el laberinto, sobretodo en Occidente, representa los difíciles caminos de la existencia que debemos recorrer en búsqueda de la felicidad.

Imagen; Wikipedia

También te interesará:

El mito de Orfeo y Eurídice o el amor desesperado

El mito de Psique y Eros

Escrito por | 2 de octubre de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre General

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta