Gustave Flaubert un hombre diferente y un literato sin igual

El 8 de mayo de 1880 moría de una hemorragia cerebral en su casa en Croisset el gran escritor francés Gustave Flaubert, considerado uno de los más importantes novelistas de su tiempo, los últimos años de su vida sin embargo no habían estado exentos de pesar, a lo que contribuía sin duda su peculiar personalidad que con el tiempo fue cambiando hasta volverlo una persona retraida y alejada de todos, parecía despreciar todo lo que para él eran puras debilidades humanas y es que Flaubert se convirtió en un hombre exigente, un adversario de la burguesía y un desencantado de la vida.

Había nacido en 1821 en Ruán, el hijo de un médico que no demostró durante sus estudios entusiasmo alguno, terminó el bachillerato con esfuerzo y sus profesores no le auguraban ningún futuro. Sin embargo, para él estaba reservado un lugar importante en la literatura que fue ganándose en cuanto a los 11 años descubrió su verdadera vocación: escribir. Aunque siendo joven emprendió los estudios de derecho pronto se cansó de ellos y se dedicó a buscar un motivo para su existencia, y para 1851 escribía su máxima obra literaria “Madame Bovary” al mismo tiempo que saboreaba el éxito, las autoridades iniciaban una persecusión contra su supuesta “inmoralidad literaria”.

A partir de ahí se dedicó de lleno a la literatura, escribiendo los siguientes años “La educación Sentimental” y “Salambo” entre muchas otras, hizo amistades entrañables entre los literatos parisinos Turgenev, Daudet, Zola, Rostand y los hermanos Goncourt fueron algunos de ellos los que acompañaron sus despojos el día de su sepelio cuando su país indiferente ignoró la muerte del que con tiempo se convertiría en un referente de la literatura  francesa.

Flaubert era en todo un hombre diferente un alto y corpulento hombre que abrigaba toda la timidez posible, con una personalidad que podía ir de la alegría a la tristeza y de ser extrovertido a la más grande timidez. Su salud no era nada buena pero solía ser un buen amigo tanto que no abrigaba celos con otros de sus contemporáneos escritores y se convirtió su casa en Croichett lugar donde vacacionaban muchos de sus amigos entre los que se contaban lo más destacado de la literatura de su época.  Lee “Herodías” de Gustave Flaubert pinchando aquí

También te interesará de Gustave Flaubert:

Tres cuentos de Gustave Flaubert

Madame Bovary o casarse para morir de aburrimiento

Literatura francesa una selección de lo mejor

Escrito por | 8 de mayo de 2010 con 2 comentarios.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre Biografía

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Ramón J. Sender excepcional - 1001 Libros - 24 de mayo de 2010 | 0:49

    [...] Gustave Flaubert un hombre diferente y un literato sin igual [...]

  2. Noviembre de Gustave Flaubert el sexo y el amor - 1001 Libros - 18 de agosto de 2010 | 20:00

    [...] Gustave Flaubert un hombre diferente y un literato sin igual [...]

Deja una respuesta