Kane y Abel de Jeffrey Archer

Kane y Abel de Jeffrey Archer, éste es un estupendo libro que nos lleva por la mano de una historia de rivalidades y ambición de dos hombres que sin conocerse, serán irremediablemente unidos por el destino, aunque pudiera pensarse que no tenían por qué encontrarse, se encontrarán pero aún antes de conocerse físicamente se han construido, sobretodo uno, un antagonismo, una rivalidad que alcanzará hasta sus propios hijos, y el choque entre ambos solo será  extinguido por el amor de sus descendientes.

Kane nace en una familia opulenta en plena expansión económica norteamericana, su padre muere y lo deja con una madre que vuelta a casarse muere en un aborto, mientras el padrastro ha gastado su fortuna, la de Kane, en los juegos.  Abel ha nacido, he ahí la coincidencia única entre ambos, en la misma fecha que Kane solo que en la pobreza de la choza de un trampero de Polonia, que es enviado a servir de compañía al hijo de un adinerado noble de apellido Rosnovski que luego descubrirá es su padre y del que tomará el apellido. Abel sufre los avatares de la guerra y es llevado a los campos de exterminio en donde sobrevivirá para emigrar a Estados Unidos.

Ambos tienen algo e común: la ambición. Ya Abel en algún momento de su ascenso como empleado de hotel de segunda a magnate hotelero empezará a gestar en él un rencor hacia el triunfador Kane, todo se complicará cuando los hijos de ambos pasen a interponerse en esa lucha entre ambos hombres. Es un libro estupendo, nos lleva de alguna manera a la historia bíblica de Abel y Caín, hay en él, celos y envidia, dos hombres competitivos luchando por derrotar al otro. Y sí esta fue una serie televisiva antaño, de las que se ven hoy en “revivals” de los canales retro con un entonces joven, Peter Strauss.

Imagen: Amigos que de cosas

También te interesará:

Rebeldes de SE Hinton

Los Europeos de Henry James

Escrito por | 6 de agosto de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Novela

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta