La letra escarlata, Nathaniel Hawthorne retrata la sociedad hipócrita y mojigata de su época

Nathaniel Hawthorne sabía bien del puritanismo como para trasladarnos a la Nueva Inglaterra del siglo XVII, aquella colonia ocupada por los recién llegados a Norteamérica, que se había construido sobre las creencias puritanas y que se había convertido en una sociedad hipócrita e injusta.   Hawthorne procedía precisamente de una de esas familias de colonos, y tuvo por tanto una educación apegada a sus preceptos, su padre murió y la vida del autor no se hizo fácil, y aún así  su gran talento literario no tardaría en servirle de consuelo e inspirarle obras, que hoy han sido leídas por muchos.

Hawthorne nos presenta en “La letra escarlata” una historia de amor   culpable y que cambiará la vida de todos los vecinos de lugar donde nuestra protagonista Hester vive, un pueblo que entero se inmiscuye en la vida privada de una mujer, la acusa, la discrimina, y la condena.  Hester es una mujer  solitaria, cuyo marido ha marchado y cree muerto, su soledad y la infelicidad que la rodea, le hacen sentir apego por el reverendo Dimmensdale, y aunque por momentos se resiste, va cayendo en los brazos de una pasión que la conducirá por caminos de desilusión.  Embarazada y sin marido, es victima del escrutinio y el rechazo, y como una criminal es juzgada, cuando se niega a delatar al padre de la hija que ha concebido, todo se complica con el regreso del marido.

Condenada a llevar la letra de adúltera en la ropa, como señalándola por siempre de su error, asume su destino con resignación.  La historia no puede menos que conmovernos, por una injusticia, por aquel puritanismo, que se creía con derecho a la invasión de la intimidad de la gente y aún a juzgarlos y condenarlos.  Alguien que podría resultar un héroe romántico, el reverendo Dimmensdale se convierte en la novela de Hawthorne, al menos para mí, en un hipócrita, que a sabiendas de su culpabilidad, teme perder el favor de la gente, y da la espalda a la mujer que ha embarazado y a la que ha dicho tantas veces que amaba.

Leerla es  obligado, si te gusta la buena literatura. Y por cierto esta novela fue llevada al cine, hace pocos años con Demy Moore como la pobre Hester Prynne, lo que siempre digo, las peliculas no hacen justicia al libro. Lee   Lee la “La Letra Escarlata” pinchando aquí

También te interesará:

“La Regenta” de Leopoldo Alas una lección literaria sobre su época

“Madame Bovary” o casarse para morir de aburrimiento

Escrito por | 3 de abril de 2010 con 1 comentario.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre General

Artículos relacionados

Comentarios

  1. La casa de los siete tejados de Nathaniel Hawthorne - 1001 Libros - 4 de julio de 2010 | 15:56

    [...] La letra escarlata, Nathaniel Hawthorne desnuda la sociedad hipócrita de su época [...]

Deja una respuesta