La literatura y la creatividad

La literatura y la creatividad, durante ya algunos post les hemos contado sobre los estudios hechos a lo largo del tiempo para determinar el por qué de la existencia de muchos casos de condiciones mentales como la bipolaridad o la esquizofrenia entre aquellos destacados en el mundo de las letras, como escritores y poetas, y hoy les queremos ampliar información sobre lo que los expertos consideran al respecto de la creatividad que décadas atrás ligaban a la inteligencia, pensando algunos que los test de inteligencia podían arrojar luz sobre ser creativo, sobre la capacidad de “crear” y que hoy sabemos que son dos cosas muy distintas ser creativo y ser inteligente.

Para Joy Paul Guilford, una de las más grandes eminencias en el tema, que en los años 50, revolucionó las ideas preexistentes sobre la creatividad  y la inteligencia, ya que definió que la creatividad no tiene absolutamente nada que ver con la inteligencia, y que la creatividad está ligada básicamente a la fluidez, la flexibilidad y la originalidad de las ideas de los que son creativos y a cómo enfrentan los retos y les dan soluciones.  Es un proceso mental que aún está por descubrirse del todo, una forma de ver la vida que hace que los creativos emprendan cosas que no emprenderían otros y que tengan ideas a raíz de algunas que podrían resultarles raras a los demás, además de la capacidad de sortear los convencionalismos y ser si es necesario diferentes del común, lo que para algunos podría suponer el hecho de ser considerados enfermos mentales aunque no lo sean.

Son los creativos los que poseen un pensamiento divergente ligado a otra función cerebral como lo es la “imaginación”, pero que no poseen solo algunos sino toda la humanidad en conjunto según Guilford, que unos la desarrollen más que otros y se conviertan en una pequeña minoría de creativos es lo que hace  notorios y relevantes a unos del resto de sus congéneres.  Hay características que son notorias en los creativos, dificultad para interrelacionar con otras personas, rehuir de la vida social, pueden ser dominantes, no tienen prejuicios y son poco o nada convencionales, desdeñan la opinión que de ellos tenga el resto, son más sensibles que el resto, tanto creativos como creativas, son complejos, por ello es que la genialidad de los literatos se confunde en algunos casos con la locura, porque pueden ser excesivamente neuróticos, adictos a hábitos perniciosos como el alcohol o las drogas, y también desarrollar algunas condiciones mentales, como la depresión.

Y entre muchas definiciones además de éstas, todos concuerdan en que se puede ser muy inteligente sin ser para nada creativo o tener mediana o poca inteligencia y ser un gran genio creativo. ¡interesante!

También te interesará:

Creativos y esquizófrenicos tienen los mismos procesos mentales

Edgar Allan Poe marcado por el alcoholismo

Truman Capote soy adicto, soy homosexual soy un genio

Escrito por | 14 de febrero de 2011 con 1 comentario.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre General

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Gerard de Nerval precusor del simbolismo sufría demencia - 1001 Libros - 27 de febrero de 2011 | 22:23

    [...] La literatura y la creatividad [...]

Deja una respuesta