La piel de zapa de Balzac y la literatura fantástica

La piel de zapa de Balzac y la literatura fantástica, ésta es una de esas obras que caen en varios géneros, ya considerada realista porque en ella Balzac desnuda los excesos del materialismo burgués que deploraba, también es considerada y sobretodo esto, una novela que se coloca entre las más importantes de la literatura fantástica, para su autor, supuso el encumbramiento de su carrera como autor, tantas veces complicada por la falta de recursos, y le colocó entre los más leídos por sus contemporáneos llevando su fama más allá de las fronteras francesas tanto que gracias a “La piel de zapa” conocería a una admiradora y su correspondencia daría lugar al romance y luego posterior matrimonio de Balzac con la baronesa ucraniana Ewelina Hanska.

La piel de Zapa recurre al tema de la longevidad y al deseo del hombre de lograrla aún a costa de lo que sea, en el caso de la novela de Balzac, nuestro protagonista obtiene una piel de zapa que le confiere muchos de sus más anhelados deseos, pero como todo tiene precio en la vida, pagará con la energía que cada deseo concedido le roba a su persona, encontrándose al final, décrepito y amargado. Una historia interesante, entretenida y ya les digo se adelanta a la obra a muchas del género. La historia está dividida en tres partes que van develando el resultado de la codicia, nos van relatando el entorno de la época en que escribía Balzac y nos entretiene…se cree que este libro influenció el celebrado “Retrato de Dorian Gray” de otro grande de la literatura, Oscar Wilde. Lee La piel de zapa pinchando aquí.

También te interesará:

Las ilusiones perdidas de Honoré de Balzac

Honoré de Balzac un genio romántico no correspondido

La Prima Bette de Honoré de Balzac

Escrito por | 27 de mayo de 2011 con 1 comentario.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Fantástico

Random Posts

Comentarios

  1. La mujer de treinta de Honore de Balzac - 1001 Libros - 27 de junio de 2011 | 17:16

    [...] La piel de zapa de Balzac [...]

Deja una respuesta