Mercedes de Acosta, poeta, escritora y musa irresistible

La fama de la poetisa norteamericana Mercedes de Acosta ha estado inclinada más a su vida personal, que a su talento literario y a su capacidad de ser tan versátil como para dedicarse a escribir al mismo tiempo teatro y diseñar moda en los años de su gran éxito.  Escribió una novela, tres volúmenes de poesía y vio la puesta en escena de cuatro de sus obras de teatro, una mujer sin duda inteligente.  Y es que Mercedes Acosta tenía un gran atractivo en su charla, en la forma en que se planteaba la vida, irreverente. Y aunque fisícamente no podía considerarse lo que para su época algunos tendrían como “sex symbol” se convirtió con el tiempo en la musa irresistible de mujeres hermosas y diferentes que la amaron intensamente.

Nació en Nueva York en 1893 de madre española de la familia De Alba y padre cubano, de ahí el tipo netamente latino que deslumbraba a las rubias y nórdicas amantes que tendría después, ella era todo menos parecida a nadie. Fue una buena estudiante y para entonces ya se había asumido su calidad de homosexual, he ahí que a los 27 años se casaba en 1920 con un pintor, Abraham Poole tan homosexual como ella.

Y sorprendentemente en los tiempos de los años 20, el Hollywood de entonces encaraba la homosexualidad y lesbianismo con más tolerancia de lo que sería décadas después. Mercedes Acosta era lesbiana y no lo ocultaba y su relación artística con varias importantes figuras dio con ella en amistades con muchas grandes estrellas que lesbianas también, lo ocultaban fervientemente. Y sus relaciones con muchas figuras empezaron casi desde antes del matrimonio, aunque casada o no ella siguió rodeándose de amantes.

Alla Nazimova y Tallula Bankhead fueron sus primeras amantes del cine de los años 20, luego se involucró con Eva Le Galliene un amorío que duró años. Los siguientes años el atractivo de Mercedes de Acosta pareció llegar a su plenitud, tuvo una lista de amantes cada cual más hermosa que la anterior, que harían despertar la envidia de muchos de sus contemporáneos hombres, Pola Negri la belleza maravillosa que estaba prometida al sensual Rodolfo Valentino. La escritora Edith Warthon estaba enloquecida de amor por Mercedes, y era por aquel entonces una joven que prometía en la literatura, aunque De Acosta siempre se rodeó de chicas famosas en todos los órdenes del arte.

Le encantaban las escritoras, porque su sensibilidad a flor de piel decía la estimulaban irresistiblemente a amarlas, Katherine Cornell, Salka Viertel  y Amy Lowell algunas de ellas además de Warthon, socialités como Dicke Fellowes-Gordon, bailarinas como Tamara Karsavina. Y el gran amor en la vida de Acosta, Greta Garbo con la que tuvieron un breve pero apasionado romance, la sueca abandonó a De Acosta quien la adoró siempre.

Se encontró luego con otra amante famosa y de belleza gélida, Marlene Dietrich a la que conoció en el llamado “Círculo de costura” un club de mujeres privado de los años de 1920 a 1950 en Hollywood donde se reunían y departian muchas de las grandes estrellas del cine que eran bisexuales o lesbianas, era un Club secreto del que sólo sabían las que a él pertenecían como Mercedes de Acosta y Bárbara Stanwick, Joan Crawford.  De Acosta fue perdiendo amistades  y se le detectó un tumor cerebral, sin dinero para sobrellevar la vida y la enfermedad escribió un libro “Aquí yace el corazón” en 1960 donde contaba sus amores con muchas grandes escritoras y actrices que ante semejante revelación le retiraron su amistad. Murió sola y olvidada de todos en 1968.

También te interesará:

El pozo de la soledad de Radclyffe Hall desnuda los prejuicios heterosexuales

Escrito por | 4 de julio de 2010 con 2 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Biografía

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Memorias Intimas de George Simenon - 1001 Libros - 5 de agosto de 2010 | 16:42

    [...] Mercedes de Acosta, escritora, poeta y musa irresistible [...]

  2. Elizabeth Bishop la poesía más allá de su sexualidad - 1001 Libros - 13 de diciembre de 2010 | 19:34

    [...] Mercedes de Acosta, escritora, poeta y musa irresistible [...]

Deja una respuesta