Novela erótica de Mark Twain 1601

Mark Twain y la novela erótica

mark twain

Todos pensaremos en las grandes obras de Mark Twain como Huckleberry Finn a la mención de su nombre, no es para menos ésta y Tom Swayer,  son las imágenes de nuestras lecturas infantiles y juveniles y por ellas mundialmente conocido el autor estadounidense. Pero igual que ha sucedido con algunos otros, en algún momento de su vida el autor también escribió literatura para adultos, aunque Twain lo ocultara durante mucho tiempo por sentirse avergonzado de 1601 la novela erótica de Mark Twain.

1601 la primera novela erótica norteamericana

La novela fue publicada de manera anónima por el escritor, y los lectores tuvieron que esperar 25 años, que fue el tiempo que necesitó el autor para reconocer que aquella era obra de su autoría. La misma ha sido considerada durante mucho tiempo, la primera novela erótica norteamericana, aunque como bien se puede constatar en muchos otros lugares, como Europa, la novela erótica ya contaba con muchas historias para cuanod Twain exploraba el tema.

Novela erótica de Mark Twain

La novela es una ficción histórica, como se conoce a los relatos de ficción que recurren a personajes reales. En la historia de Mark Twain la reina Isabel I de Inglaterra, el dramaturgo Ben Jonson, el pirata Walter Raleigh y varios personajes de la nobleza, se reune para celebrar un juego, que consiste en relatar sus proezas eróticas.

El resultado es una sucesión de relatos de alcoba que se entregan al juego de relatar la mayor proeza erótica. Como es de esperarse la novela va descubriendo todo tipo de juegos sexuales y aumentando la temperatura de los participantes y por lógica de los lectores. La misma tuvo enorme éxito en una sociedad puritana como la estadounidense de aquella época.

Imagen: Wikipedia

También te interesará:

Mark Twin escritor escribe a máquina

Escrito por | 28 de julio de 2013 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Aventuras y Generos

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta