Nuestro común amigo de Charles Dickens

nuestro comun amigo de charles dickens

Nuestro común amigo de Charles Dickens, ésta novela tiene el encanto que nos cautiva de Dickens pero además es especial, porque fue su última novela, y tiene todos los ingredientes que el reconocemos al gran autor luego de leerlo, su crítica sobre la hipócrita sociedad victoriana en la que le tocó vivir, su visión pesimista de la vida a la par que nos plantea personajes que son como todos, con sus cualidades y sus defectos, y la vida con sus complicaciones y sus pequeñas victorias.

Cuando llega navidad, y nos ponemos reflexivos, Charles Dickens es uno de los autores que se vuelven más entrañables para la época. Después de todo sus novelas tienen siempre esas reflexiones sobre la existencia, los valores humanos, la esperanza por muy desilusionado que se leyera Dickens de la vida. En Nuestro común amigo de Charles Dickens, un joven acude a Londres para recibir la herencia que le han dejado pero para ello, deberá casarse con una chica que no conoce.

Sin embargo no llega a su destino, y es confundido con un chico ahogado en el Támesis, pasando su herencia a manos de un criado de su padre, la historia aquí se complica, los personajes nos desnudan sus intenciones y sus realidades, y Dickens nos recuerda algo que ya sabemos, el dinero cambia las cosas y puede corromper…una lectura estupenda para las fiestas, y un regalo que siempre se valora.

Imagen: Tienda virtual

También te interesará:

Charles Dickens el 2012 para conmemorar el nacimiento del autor

Ellen Ternan a la sombra de Dickens

Escrito por | 7 de diciembre de 2011 con 2 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Infantil y Juvenil

Artículos relacionados

Comentarios

  1. La vendedora de fósforos un cuento entrañable para navidad - 1001 Libros - 15 de diciembre de 2011 | 23:46

    [...] Nuestro común amigo de Charles Dickens [...]

  2. La tienda de antiguedades de Charles Dickens - 1001 Libros - 16 de diciembre de 2011 | 6:01

    [...] Nuestro común amigo de Charles Dickens [...]

Deja una respuesta