Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro

Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro, asistimos con esta novela a una trama contemporánea, que ya nos podría hacer pensar en la ciencia ficción, que vamos viendo también se torna cada día más realidad que lejano futuro, pero lejos de llevarnos por el camino de los descubrimientos y la explotación genética, la trama de Kazuo Ishiguro nos lleva por los sentimientos de los tres protagonistas, tres perfectos personajes que nos deja entrever, con sus esperanzas, con sus sueños fallidos, con el renunciar a luchar por la vida que les pertenece, por esa renunciación que todos habremos vivido en algún momento, cuando debíamos quizá, tomar las riendas de nuestra existencia.

Ciertamente que el libro Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro, ya se podrá interpretar en muchas maneras, sucede con todas las historias, depende como te lo plantees, depende como lo veas a la luz de tu personal percepción…una historia en un colegio de elite inglés, como los que nos suelen traer las noticias rosa, sobre colegios perdidos en la campiña, de niños bien…pero los chicos de nuestra historia aunque viven bien, son bien tratados y se les impulsa a explorar su potencial en toda manera, no son para nada unos chicos como cualquiera, son clones…y como clones están destinados a un destino que no es para nada halagador. Una historia en plenos años 90, una chica del trío central de la historia rememora el ayer, afronta la pérdida de sus ilusiones y espera el inexcusable destino… dejando de lado ese cruel destino, la trama tiene lo que gusta de estas historias, evocar la amistad, la valentía, ese anhelo por un ayer que no volverá…

También te interesará:

Las 100 mejores novelas de todos los tiempos de Time

Premio Booker al mejor libro en habla inglesa

Escrito por | 16 de mayo de 2011 con 1 comentario.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Ciencia ficción y Editoriales

Artículos relacionados

Comentarios

  1. La Mandragora en la literatura - 1001 Libros - 22 de agosto de 2011 | 4:30

    [...] Nunca me abandones [...]

Deja una respuesta