Seré Chateubriand o nada, las ilusiones de Victor Hugo respecto de Francois de Chateaubriand

Así se expresaba un adolescente Víctor Hugo, quien por si mismo  se convertiría en un importante escritor, luego de leer la obra y seguir de cerca la trayectoria, literaria, diplomática y política, del considerado primer escritor romántico francés, Francois René de Chateaubriand.   De noble orígen, Chateaubriand  nació en el opulento castillo de su familia en Bretaña, Francia y fue educado acorde a su elevada condición social, demostrando desde muy joven, sus aptitudes para el estudio.

Siendo muy joven se decidió por la carrera de las armas, la que le llevó a frecuentar a los oficiales y a conocer al rey, Luis XVI, se convirtió pues  entonces ya escribía alguna de sus obras, en favorito de la gente que frecuentaba Versalles, y era un tertuliano que departía en los más encumbrados salones literarios de París, situación que cambió cuando iniciaron las revueltas revolucionarias, y aunque se negó en principio a huir, hubo de marchar, lo que evitó que fuera asesinado como lo fueron todos sus parientes, por el hecho de pertenecer a una familia de abolengo.  El exilio forzado lo llevo a Estados Unidos y Londres.  No habría de volver a su patria hasta la llegada del Directorio, y con el ascenso de Bonaparte, conoció al gran corso, quien le otorgó algunos cargos diplomáticos, que Chateaubriand dejaría en algún momento, por su antagonismo con Bonaparte, debido a sus apasionados discursos sobre la libertad, que a aquel nunca agradaron.

Chateaubriand escribió durante sus primeros años de exilio, la magna obra “El genio del Cristianismo” considerada una obra innovadora y pionera en el campo de la literatura  y la exploración literaria del tema religioso.  Llamada a ser una obra referente en la literatura francesa, y considerada una gran influencia en los literatos de las épocas siguientes, “El genio del Cristianismo” publicada en 1802, es una de las obras más reconocidas del autor francés.

Chateaubriand no era un erudito y tampoco era del todo un soldado, era un hombre que tenía claras y definidas ideas sobre las cuestiones políticas y sociales de su época.  Era como ya dije, un estadista y un escritor.  Durante 40 años se dedicó a escribir sus volúmenes de “Memorias de Ultratumba” un reflejo de la época en que vivió a través de los años de su vida.  Chateaubriand, se distanció con el tiempo de los deberes políticos y diplomáticos, y se retiró a vivir en el viejo solar donde había nacido, Saint Malo, en donde mandó le enterrasen, a la orilla del mar.

Lee la obra de Chateaubriand pinchando aquí

También te interesará:

Marcel Proust “En busca del tiempo perdido”

Escrito por | 6 de abril de 2010 con 2 comentarios.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre General

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Los Miserables el centenario de una obra de lujo - 1001 Libros - 22 de julio de 2013 | 11:52

    [...] Seré Chateubriand o nada, las ilusiones de Victor Hugo  [...]

  2. Lelio Vieira Carneiro Junior - 30 de julio de 2017 | 22:59

    Hi colleagues, how is the whole thing, and what you want to say
    regarding this article, in my view its truly remarkable
    for me.

Deja una respuesta