Vida de perros, Poemas perrunos

Alguna vez de una conversación me recuerdo de algún libro perdido en la memoria, no es que no lo haya disfrutado es que es normal que releguemos a algún lugar en la mente, algunas historias que en su momento nos conmovieron, me ha sucedido hoy que he recordado Vida de perros, poemas perrunos, sí claro sobre los perros, el mejor amigo del hombre, la mascota predilecta, ese recuerdo que vive en cada uno como retazo de alguna época en que disfrutamos de la agradable camadería de un perro.

Hoy no suelo tener más mascota alguna, pienso que necesitan cariño y atención como todos, y a falta de poder proporcionarles eso por entero,  me privo de esa alegría. Solía tener un perro años atrás, el más feo que hubiera visto nadie, a mi me parecía el más hermoso, parecía destinado en la vida a ser la causa de todos los destrozos,  pero solía tener una mirada tan tierna, que era imposible castigarlo, me ví envuelta con él en eternas reyertas con el resto de habitantes de la casa, cada día había que hacer frente a alguna de sus travesuras, rasgaba mis medias al volver del trabajo y si tenía suerte no pillaba mis zapatos de lo contrario siempre tenía algún tacón mordisqueado.  Mi perro se murió un invierno, uno de esos inviernos que suelen traernos muchas desdichas, perdí por la misma época uno de mis cariños más preciados, mi madre y al poco tiempo mi perro, me parecieron tiempos demasiado sombríos, en que quizá sus travesuras hubieran alegrado los días, no tuve más perros, por eso del tiempo…o porque me sentí que no quería perder otra encantadora mascota.

En “Vida de perros, poemas perrunos” encontramos reunidos todo el talento de la poesía, una antología de los más renombrados autores, con los poemas más sentidos y dulces sobre los perros, perros de famosos personajes como el de Rafael Alberti o el de Elizabeth Barret convertido ya luego en personaje literario por la célebre Virgina Wolf.  Hay tanto que decir de los perros, cada uno tendrá sus vivencias divertidas y cariñosas, y en este libro se rememoran ante la lectura de los perros objeto de estas poesías. Entre tantas lindas mascotas, los perros parecen ser la más cálida y tierna compañía, son leales, afectuosos, traviesos, un derroche de alegría…son tan lindos que me pregunto será por eso que dicen que…todos los perros van al cielo

También te interesará:

Colmillo Blanco de Jack London la libertad y la exclavitud

Escrito por | 14 de septiembre de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Poemas

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta